Enamorados de la fotografía

Cómo tomar buenas fotos de personas en movimiento

Cómo tomar buenas fotos de personas en movimiento

El ser humano, siempre en constante movimiento, ha sido la musa principal de la fotografía. Desde los inicios de esta técnica, los fotógrafos se preocuparon por hacer imágenes de las personas, pero tenía un problema: en aquel momento, el acto de fotografiar duraba minutos y el más mínimo movimiento de la persona, arruinaba la foto. Por esta razón, existían objetos inventados específicamente para que la persona estuviera completamente paralizada por el tiempo necesario. Gracias a la tecnología, ya no hay necesidad de tal tortura.

Las cámaras modernas, ya sean las compactas o las profesionales, son capaces de “congelar” a las personas y el acto de fotografiar dura décimas de segundos.

Pero hay más, el movimiento de una persona no es algo que haya que evitar a toda costa. Dejar evidencia del movimiento es válido en el arte de la fotografía. Por ejemplo, imagina una foto de un acróbata en el aire en donde su cuerpo deje una estela, producida por su mismo movimiento. Maravilloso, ¿no?

Ya sea que quieras congelar a la persona que vas a fotografiar o que quieras mostrar su movimiento, hay un elemento que es clave para que tus fotos sean exitosas: la velocidad de obturación.

Mientras más rápida sea la velocidad con que abre y cierra el obturador, menos movimiento quedará registrado en la imagen. Así mismo, mientras más lenta sea esa velocidad, más movimiento quedará registrado.  Imagina un bailarín en el escenario. Si la velocidad de obturación es rápida, podremos tener una imagen de él en el aire, perfectamente nítida, como si estuviera “congelado”. Pero si la velocidad de obturación es lenta, podremos tener una imagen en la que veamos una estela, que es el bailarín, que sube y baja.

Sin embargo, al modificar la velocidad de obturación, debes tener en cuenta los otros valores de exposición: la apertura y el ISO para que la foto quede bien expuesta.

Si decides que tu intensión es registrar movimiento, por ejemplo, de una estación de tren en plena hora pico o de una carrera, debes usar un trípode. La idea es que la foto registre movimiento, mas no que quede movida y esto lo lograrás con el uso de un buen trípode o algún tipo de soporte. Si vas a fotografiar la hora pico en la estación del tren y quieres que los transeúntes queden en movimiento, pero no tienes trípode, puedes apoyar tu cámara en el piso o en una banca.

Otro tipo de fotografía muy popular es la que usa la técnica del paneo, que consiste en disparar la cámara y hacer un paneo del sujeto que fotografiamos al mismo tiempo. Así lograrás que tu sujeto quede congelado, pero el fondo en movimiento. Esta es una técnica muy usada en maratones o deportes como el ciclismo.

También puedes hacer un contraste entre personas congeladas y personas en movimiento. Volvamos al ejemplo de la hora pico en la estación del tren. Colocas a una persona en el medio de la estación y le pides que se quede inmóvil por un tiempo mientras el resto de transeúntes se mueve alrededor de ella, montas tu cámara en el trípode y haces una toma con una velocidad de obturación lenta. ¿Qué lograrás? Que las personas alrededor se vean en movimiento, pero tu modelo quede “congelado”.

Como en todo lo relacionado con la fotografía, el éxito lo lograrás luego de cientos y cientos de fotos. Así que toma tu cámara, sal a la calle y comienza a practicar desde ya estas técnicas fotográficas.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *